Pan Casero de Semillas y Masa Madre



Una manera perfecta de potenciar el sabor y los beneficios nutricionales de una masa de pan blanco es sin duda añadiendo semillas, que además están muy de moda, y se pueden encontrar a precios irrisorios en cualquier tienda o supermercado. Con esta receta de:

Pan Casero de Semillas y Masa Madre


Obtendremos un pan lleno de vida, sabor, aroma y con una alta cantidad de fibra muy beneficiosa para un correcto funcionamiento de nuestro aparato digestivo entre otros muchos.

No te puedes perder ni un detalle por que además es muy fácil de hacer.




Ingredientes para 2 panes de unos 400gr:


  • 500gr de Harina de trigo blanca
  • 80gr de semillas variadas (pipas de girasol y calabaza, lino, amapola, chiia,etc...)
  • 330gr de agua 
  • 150gr de fermento de masa madre
  • 12gr de sal

Elaboración:


  1.  Unas 12 horas antes prepararemos un fermento con la masa madre como te explico Aquí.
  2. En un bol añadiremos todos los ingredientes secos y la masa madre e iremos añadiendo el agua hasta que se integre con el resto de los ingredientes y obtengamos una pasta. La sacamos del bol sobre una superficie de trabajo limpia y lisa ligeramente enharinada y comenzamos a amasar siguiendo la: "técnica básica de amasado a mano" que te expliqué en un articulo anterior.
  3. Una vez que tengamos una masa fina, elástica y homogenea la dejaremos reposar en un bol ligeramente enharinado y tapado con film transparente al menos unas 3 horas.
  4. Pasado ese tiempo veremos como la masa ha subido entonces la sacaremos del bol y la apretaremos para que expulse el aire y vuelva a levar. En este momento la dividiremos en 2 partes iguales y formaremos una barra gruesa enrollando sobre si mismo la masa y ejerciendo presión para que se desarrolle bien la miga.
  5. En este punto las pondremos sobre una fuente de horno con papel antiadherente y las dejaremos reposar y levar entre 3 y 6 horas (dependiendo del calor y la humedad ambiental) aunque también puedes controlar esto y retrasar el levado metiendo en la nevera a unos 5ºC las barras.
  6. Una vez hayan casi triplicado su volumen y tengamos el horno precalentado a 250ºC les practicaremos unos cortes con ayuda de una cuchilla e introduciremos los panes al horno con una fuente con agua para generar humedad y los dejaremos unos 10 minutos a esta temperatura y otros 25-35 minutos a 200ºC.
  7. Una vez terminada la cocción los dejaremos enfriar sobe una rejilla para evitar que se humedezca en la base y una vez frío se podrán disfrutar si es que llegan.
¡¡¡Que lo disfrutes!!!








Comentarios

Entradas populares