Cómo Hacer Pan Chapata en 10 Pasos


 Las Masas más liquidas o con un nivel de hidratación más alto son siempre más dificiles de manejar pero a cambio nos dan panes con una miga aerea llena de alveolas, con una corteza dorada y super crujiente y una textura perfecta para convertirse en el acompañamiento de muchas comidas y cenas. Por eso hoy y aqui te voy a enseñar a hacer:

Pan Chapata



Ingredientes:

Para el Poolish:

  • 450gr de Harina de fuerza
  • 450gr de Agua
  • Levadura fresca de panadería ( para 3 horas 10gr, para 6 horas 5gr y para 12 horas unos 2gr)

Para la Masa:

  • 900gr del poolish
  • 300gr de Harina de Fuerza
  • 130gr de Agua
  • 15gr de Sal

Elaboración:

    1. Lo primero será preparar el poolish que no es más que un prefermento muy liquido que elaboraremos en un bol metálico mezclando la harina y el agua junto a la levadura que disolveremos en el agua previamente antes de mezclarlo todo con ayuda de una cuchara. Taparemos después bien con un film de cocina y dejaremos reposar entre 3 y 12 horas dependiendo de la cantidad de levadura que hayamos añadido.
    2. Una vez que haya pasado el tiempo de preparación del poolish mezclaremos este con el resto de ingredientes de la masa, mezclaremos bien y pondremos sobre una superficie de trabajo lisa, limpia y con bastante harina e iremos cogiendo la masa desde abajo poniendo los dedos juntos en forma de pala para evitar que se nos pegue esta entre los dedos, tiraremos de ella hacia arriba y la golpearemos sobre la mesa de trabajo y así repetidamente hasta que se despegue con facilidad de los dedos.
    3. Untamos con aceite de oliva una bandeja de plástico para depositar la masa y dejar que fermente untando su superficie con un poco más de aceite de oliva y tapándola con papel film.
    4. En este punto podemos optar por dejar reposar la masa al menos 6 horas en el frigorífico o dejar que fermente a temperatura ambiente. Yo preferiblemente te recomiendo que optes por el frío ya que te ayudará a manejarla hasta que tengas la habilidad suficiente para saltarte este paso.
    5. Ya optes por el frío o no cada 30-40 minutos deberás doblar la masa sobre si misma en forma de tríptico, es decir, coge de una punta y doblala hacia el medio y la otra punta hacia el otro extremo y dale la vuelta. Así hasta que vayamos a hornearla.
    6. Encendemos el horno y lo precalentamos a 250ºC.
    7. Enharinamos la superficie de trabajo y extendemos la masa sobre ella, doblamos en tríptico una última vez y estiramos en forma rectangular. Con ayuda de una rasqueta de panadero o un cuchillo cortamos las barras, barritas o lo que deseemos al tamaño que queramos y con la forma que más nos guste y vamos depositando estos panecillos en una bandeja de horno con papel antiadherente.
    8. Tapamos con un paño de cocina limpio y dejamos que leve doblando su tamaño.
    9. Horneamos unos 8 minutos a 250ºC después bajamos la temperatura a 180ºC y horneamos durante unos 35 minutos más y pasado este tiempo apagamos el horno y abrimos la puerta del este un poco y dejamos que repose el pan dentro unos 10 minutillos más.
    10. Sacamos, ponemos sobre una rejilla para que no se humedezca la base y dejamos enfriar. Si es que puedes resistirte. Listo para disfrutar.

 Fotos:





Comentarios

Entradas populares